Se produjo un error en este gadget.

sábado, enero 31, 2009

Pesimismo

Soy ideológicamente optimista pero psicológicamente pesimista.
Los buenos liberales (Popper, Octavio Paz, Hayek, Ortega y Gasset,Berlin) son optimistas: saben que en doscientos años la humanidad, o al menos una fracción de ella, pasó del hambre a la satisfacción de sus necesidades básicas, de la sumisión al poder, a la libertad (de prensa, de religión, de voto), de la enfermedad a la salud, del absolutismo a la democracia, del colonialismo a la independencia, del monopolio a la libre competencia, del proteccionismo y aislacionismo a la apertura al mundo, del consumo de lujo al consumo de masas.
Pero este camino no fue- no es- lineal y suave: está lleno de cortes, retrocesos, tentaciones, falsos atajos, abruptas subidas, descensos en la vorágine. Y pleno de falsos profetas: explicadores, guías, gurues, lideres, jefes, brujos, magos, conductores, caudillos, duces, fuhrers y sus adláteres: camisas pardas, juventudes comunistas, comites de defensa de la revolución, mazorqueros, SS…
Otros ayudan aponer piedras desde el relativismo cultural – todas las culturas son igualmente válidas-, desde el ecologismo, desde el indigenismo, desde el folklorismo, desde el postmodernismo, el creacionismo, etc. etc.
Ante tanta diversidad de obstáculos, entonces, me gana la parte psicologica y caigo en el pesimismo.
¿Cómo podrá progresar América Latina, cuando se reúnen cinco de sus presidentes en el Foro Social que es algo así como el sumidero de todas las desgracias del continente: indigenismo, castrismo, chavismo, ecologismo, anticapitalismo, antisemitismo, nacionalismo, proteccionismo, estatismo, pobrismo?
¿Cómo podrá el mundo occidental enfrentar, contener, discutirle poder al emergente islamismo agresivo, antidemocrático y liberticida, si cualquier táctica defensiva que emplea es denunciada enseguida como un atentado a la libertad?
¿Cómo se podrá garantizar la defensa de los derechos humanos, cuando el comité de Naciones Unidas sobre el tema está compuesto por Cuba, Siria o Libia?
¿ Como podrá la democracia – complejo mecanismo de toma de decisiones consensuadas- enfrentar con éxito al ejecutivismo, la rapidez, el unicato de los nuevos dictadores que “refundan” naciones, proclaman constituciones con reelección permanente y se arrogan el derecho de controlar la prensa y la cultura?
Entonces, casi compulsivamente, me pongo a leer a Popper, y el pesimismo se me pasa, o , al menos, adquiere otro sentido:
“La racionalidad no es una propiedad de los hombres, ni es un hecho sobre los hombres. Es una tarea que los hombres deben llevar a cabo -una tarea difícil y muy limitada-. Resulta difícil lograr la racionalidad, incluso en parte”
O sea: Esteban, no es que estés pesimista, es que la TAREA de llevar a cabo la racionalidad es ardua y llena de enemigos. Nada es facil: no hay progreso automático, libertad automática, ciencia automática, racionalidad automática. Todo requiere una tarea permanente. Y uno a veces se cansa,¿no?

viernes, enero 30, 2009

Antes del Holocausto

Como el Holocausto es cuestionado por nostálgicos del nazismo, por islámicos fundamentalistas y por gentes llamadas “de izquierda”, propongo en este artículo listar brevemente las leyes, políticas y actos que desde 1933 hasta 1939, es decir antes de la guerra, antes de Auschwitz, antes de las supuestas exageraciones, el Reich ordenó y dirigió en contra de los judíos. No se trata solo de “relatos” o testimonios, sino de leyes, normas, prohibiciones, y crónicas de redadas y pogromos ordenados, permitidos o fomentados por el Estado nazi o por cualquiera de las organizaciones de base nazi (SS, SA, Juventudes Hitleristas, etc.) tal como los relata el historiador Richard Evans en su monumental trilogía sobre el Tercer Reich, citando centenares de fuentes públicas y privadas.

Hitler es nombrado Canciller del Reich el 30 de enero de 1933:

- Marzo: El día despues de las elecciones, “miembros de la División de Asalto tomaron la Kurfurstendamn, la calle comercial de moda de Berlín, persiguiendo y propinando palizas a judíos. Se asaltaron sinagogas y por toda Alemania grupos de camisas pardas irrumpieron en juzgados para llevarse a rastras a jueces y abogados judíos, atizándoles con porras de goma e instándoles a no regresar”.

- 7 de abril. Ley de funcionariado. Permite el despido de funcionarios judíos.Impide el acceso de judíos al Estado, la Universidad, la Justicia.

- Junio: Hasta fines de junio la División de Asalto había matado a más de cuarenta judíos.

- Hasta fines de 1933, debido a estas agresiones, emigraron de Alemania 37.000 judíos.

- Se produce un éxodo masivo de escritores, autores, plásticos: unos 2.000 intelectuales y artistas judíos, a partir de 1933, emigran.

- En 1934, de 5.000 docentes universitarios, unos 1.600 fueron expulsados, de los cuales unos 600 lo fueron por su origen judío, y el resto por sus posiciones políticas liberales y de izquierda.

- Persecución “postmortem”a Mendelsohn. A pesar de ser un músico alemán muy popular, su condición de judío lo eliminó de las emisiones oficiales de radio y de los conciertos oficiales. Hacia 1938 sus obras estaban fuera de catálogo de las discográficas.

- Eliminación del Antiguo Testamento de la Biblia cristiana, ”y depuración de la teología de la inferioridad del rabino Pablo” por parte de la Iglesia de Cristianos Alemanes.

- El Premio Nobel alemán, Philipp Lenard condena la Relatividad de Einstein como “fraude judío”, al intentar crear una Física Aria.

Arianización de la economía:

“ La historia económica del Tercer Reich es inseparable de la historia de la expropiación de los judíos por parte del régimen, una vasta campaña de pillaje con pocos paralelos en la historia moderna” (Evans)

- Los créditos para matrimonio no podían canjearse en las grandes tiendas – judías o no- ni en ningun negocio que fuera judío.

- Se prohibió la publicidad a los negocios judíos

- Almacenes Tietz, a punto de la bancarrota, pidió un crédito al Estado: este lo otorgó “condicionado a la arianización de la dirección”, o sea a la expulsión de los propietarios y ejecutivos judíos.

- Campañas de boicot a los negocios judíos.

- Se amenazó con retirar un subsidio a toda persona que fuera vista entrando a un negocio judío

- La aplicación del Plan Cuatrianual (un Plan estatista de control de la producción en vistas al rearme) sirvió para justificar expropiaciones de empresas judías

- En total de cien mil negocios judíos de 1933, solo quedaban hacia 1938, treinta mil en manos judías


Violencia antisemita en 1935

- Después del pico de violencia de 1933, habían disminuido los ataques a la comunidad judía. Pero en 1935 se desata una furiosa ola de ataques antisemitas:
- Boicot a comercios judíos
- Colocación de carteles antisemitas en rutas y caminos (“Aquí no queremos judíos” y similares)
- Prohibición de concurrir al cine, bibliotecas, tabernas, piscinas y baños públicos
- Profanación de cementerios judíos y sinagogas
- Escarnio a los no judíos que mantenían relaciones amistosas con judíos
- Leyes sobre Ciudadanía, Sangre y Bandera (Leyes de Nuremberg), septiembre 1935:

“ A partir de septiembre de 1935 el antisemitismo se convirtió en un principio que gobernaba tanto la vida pública como la privada. Consagrado como piedra angular de la ideología nazi desde un principio, ahora estaba penetrando en áreas más grandes de la sociedad alemana y más profundamente que antes”( Evans)

- Ley de Ciudadanía: son ciudadanos alemanes solo los que son ”personas de sangre o parentesco alemán”. Un judío se definía como la persona que tiene como mínimo tres abuelos judíos.
- Declaración de Sangre Alemana, documento para casos “dudosos”. La Prueba de Ancestros era un documento imprescindible apara hacer carrera de funcionario y obtener cualquier otro empleo
- Las personas con DOS abuelos judíos debían obtener permiso del Comité del Reich para la Protección de la Sangre Alemana (sic) si querían casarse con un no judío.
- En el Ejército, hacia finales de 1935 se destituyó a todos los judíos que quedaban, y a los medios judíos se los excluyó de puestos de autoridad
- Ley de Protección de la sangre y el honor: prohibición de matrimonios entre judíos y alemanes, de las relaciones sexuales entre ambas categorías, denominada “Profanación de Raza”
- Los judíos no podían emplear a mujeres alemanas menores de 45 años para servicio doméstico
- Expulsión los niños judíos de las escuelas alemanas
- 25 de julio 1938 : los 3152 médicos judíos que aun quedaban perdieron sus licencias. Poco despues la prohibición de ejercer la profesión se extendió a abogados, dentistas, farmacéuticos, veterinarios.
- Ley según la cual todos los judíos debían llevar un segundo nombre (Israel o Sara) para su facil identificación
- En noviembre de 1938 se prohibió a los judíos la entrada a teatros, cines, conciertos, conferencias, circos, cabarets, danza, exposiciones y otros actos culturales

Los pogromos de 1938: La Noche de los cristales

“La acción violenta a gran escala no se retomó hasta 1938. Fue dirigida de nuevo por la cúpula del Tercer Reich, con Hitler a la cabeza (…) A la sombra de la guerra que se avecinaba, retratar a los judíos alemanes como el enemigo interno supondría un medio importante para preparar a la opinión pública para el conflicto (…) Esta nueva fase de violencia antisemita, la tercera tras las de 1933 y 1935 fue inaugurada por el mismo Hitler en la concentración del partido el 13 de septiembre de 1937, cuando dedicó una gran parte de su discurso a atacar a los judíos como seres “absolutamente inferiores”, sin escrúpulos, subversivos, habían exterminado a los más inteligentes entre ellos y establecido un reino del terror bolchevique.” (Evans)

El 7 de noviembre se 1938, ante el asesinato en Paris de un diplomático aleman, por parte de un joven judío, se dasató la tormenta:
- “Hitler dio inmediatas instrucciones a Goebbels para un ataque masivo y coordinado a los judíos alemanes, junto a la detención de tantos varones judíos como fuera posible, y su encarcelamiento en campos de concentración.”
- Un telex del jefe de la GESTAPO “ Muy pronto se llevarán a cabo acciones contra los judíos, especialmente contra sus sinagogas, en toda Alemania. No debes ser interrumpidas. (…) En todo el Reich hay que detener entre 20.000 y 30.000 judíos. Se debe escoger, sobre todo, a judíos con propiedades”
- Se destruyeron 520 sinagogas, aunque algunas fuentes hablan de más de mil
- Se atacaron y destruyeron comercios y locales judíos, sus cristales rotos dieron nombre a la orgía : “Kristallnacht”
- Se buscaron a los judíos en sus propios domicilios
- Se profanaron cementerios judíos
- Se atacó un orfanato judío en plena madrugada
- En total se destruyeron 7.500 tiendas
- En algunos lugares los judíos fueron obligados a arrodillarse ante la sinagoga y cantar canticos mientras eran rociados con agua; en otros tuvieron que besar el suelo; en otro se los puso en trenes y se los echó de la ciudad; en otros clases de alumnos fueron sacados para que escupan a los judíos, etc, etc.
.- Entre el 9 y el 16 de noviembre se detuvieron a 30.000 varones judíos, que fueron transportados a Dachau, Buchenwald y Sachsebhausen. Alli estaba prohibido lavarse, dormían sobre paja. La brutalidad aumentó con golpizas indiscriminadas: se contabilizaron ese año 276 muertos en los campos de concentración de Alemania.

“ La persecución de los judíos por el Tercer Reich había hecho un salto cualitativo. Había desencadenado un estallido de furia desenfrenada contra ellos sin oposición significativa.” (Evans)

-Escribe Goebbels : “En Berlín, primero cinco sinagogas incendiadas, más tarde quince. La cólera del pueblo se está desatando. Esta noche no se puede hacer nada por detenerla…y tampoco quiero hacer nada por detenerla. Hay que dejar que fluya (…) La sinagogas arden en todas las grandes ciudades. La propiedad alemana no está en peligro.”

- Oficialmente hubo 91 muertos judíos. Pero además de los 300 suicidios que hubo esa noche otros cálculos cifran entre mil y dos mil las muertes de judíos. Algo más que una simple violencia callejera.

Las medidas posteriores fueron durísimas:
- Ley de responzabilización a los judíos de cualquier daño que cualquier judío ocasionara-. Las compañias de seguros no pagarían nada.
- Expropiación gradual de las empresas judías

Textual de la reunion del 12 de noviembre en la cúpula, para debatir medidas contra los judíos

“ Goebbels: Se les dará un compartimiento separado en los trenes, tras asegurarse de que todos los alemanes tengan asiento. No deben mezclarse co alemanes, y si no queda espacio que viajen de pie en los pasillos
Goring: En ese caso, creo que más sensato sería darles compartimientos separados
Goebbels: No si el tren va lleno
Goring: Un momento. Solo habrá un vagón para los judíos. Si este se llena, los otros judíos tendrán que quedarse en casa.

Etc, etc.

Como consecuencia

- Los judíos tuvieron que pagar mil millones de marcos por el asesinato del diplomático alemán
- Se les ordenó recoger los destrozos y pagar las reparaciones de propiedades
- Los pagos de las aseguradoras a los judíos fueron confiscados por el Estado
- Prohibición de los judíos de entrar a la Universidad
- Prohibición de entrada de judíos a hoteles de lujo, plazas publicas, paseos
- Perdida de derechos como arrendatarios
- Prohibición de acceder a cualquier trabajo remunerado
- Despido de todos los empleados judíos, sin compensación
- Arianización final de las pocas empresas judías que quedaban
- Depositar todo el dinero en efectivo, joyas, acciones, etc. en cuentas especiales(dinero finalmente confiscado por el Estado, obligando a los judíos a vivir de la caridad de la Asociación de Judíos de Alemania)
- Comenzó a utilizarse mano de obra judía en planes de trabajo forzado, en especial obras de autopistas
- Unos 110.000 judíos abandonaron Alemania entre noviembre de 1938 septiembre de 1939, sumando unos 400.000 desde 1933.

“ En el verano de 1939 los judíos que quedaban en Alemania se encontraban totalmente marginados, aislados y privados de los principales medios por los que ganarse la vida. Sin embargo esto no era suficiente para Heydrich. (…) Sugirió que, hasta que emigraran, se obligaraa los judíos a llevar una insignia especial.” (Evans)

Goring propuso crear Guetos a gran escala. Hitler vetó ambas ideas “a tenor de la opinion pública internacional”

“Hitler empezó por primera vez a amenazarlos con la aniquilación física. Durante los dos años anteriores se había contenido en sus declaraciones públicas de hostilidad hacia los judíos, en parte debido a consideraciones de política exterior, en parte por un deseo de distanciar su persona de lo que sabía constituía uno de los aspectos menos populares del régimen entre la gran mayoría del pueblo alemán. (…) “Que cree que pasaría en Alemania-preguntó a un embajador- si yo retirara mi mano protectora sobre los judíos?” (Evans)

El 30 de enero de 1939 dijo ante el parlamento:

“ En mi vida he sido a menudo profeta y he sido objeto de burlas por ello. En la época de mi lucha por el poder fue en primer lugar el pueblo judío el que recibió con chanzas mi profecía de que algun día asumiría el liderazgo del Estado y, con ello, de todo el pueblo y entonces, entre muchas cosas, solucionaría el problema judío. Creo que a los judíos se les han atragantado las estruendosas risas de esos días.
Hoy quiero volver a ser profeta: si la judería financiera internacional en Europa y más allá consigue sumir una vez más a los pueblos en una guerra mundial, el resultado no será la bolchevización de la Tierra ni la victoria de los judíos sino la aniquilación de la raza judía en Europa”


Sabía de lo que hablaba. Auschwitz había nacido ya, en su cabeza.

Para los que creen que la minería envenena con cianuro

El Profesor Mario Féliz (un lujo que los argentinos desconocemos) desmitificando con la espada de la ciencia...

http://www.profefeliz.blogspot.com/

jueves, enero 29, 2009

La última genialidad de Yoani

Podría pasarme el día asustada, escondiéndome de esos hombres apostados allá abajo. Llenaría cuartillas con los costos personales que me ha traído este blog y con los testimonios de quienes han sido “advertidos” de que soy una persona peligrosa. Bastaría con que lo decidiera y cada uno de mis textos sería una larga queja o el dedo acusador de quien busca la culpa siempre afuera. Pero sucede que no me siento víctima, sino responsable.

Estoy consciente de que he callado, que he permitido a unos pocos gobernar mi isla como si de una hacienda se tratara. Simulé y acepté que otros tomarán las decisiones que nos tocaban a todos, mientras me escudaba en el hecho de ser demasiado joven, demasiado frágil. Soy responsable de haberme colgado la máscara, de haber usado a mi hijo y a mi familia como argumento para no atreverme. Aplaudí -como casi todos- y me fui de mi país cuando estuve harta, diciéndome que era más fácil olvidar que intentar cambiar algo. También cargo con la deuda de haberme dejado llevar -algunas veces- por el rencor o por la sospecha, que hicieron mella en mi vida. Toleré que me inocularan la paranoia y en mi adolescencia, una balsa en medio del mar, fue un deseo frecuentemente acariciado.

Sin embargo, como no me siento víctima, me subo un tanto la saya y le enseño mis piernas a los dos hombres que me siguen a todas partes. No hay nada más paralizante que una pantorrilla de mujer cuando le da el sol en medio de la calle. Como tampoco tengo madera de mártir, intento que no me falte la sonrisa, porque las carcajadas son piedras duras para los dientes de los autoritarios. Así que continúo mi vida, sin dejar que me conviertan en puro gemido, en sólo un lamento. A fin de cuentas, todo esto que hoy vivo ha sido producto también de mi silencio, fruto directo de mi anterior pasividad.

miércoles, enero 28, 2009

La Dra. Lubertino o la ignorancia en el poder

El Inadi y su encuesta

Participé en un estudio del Inadi, hace dos años, como parte del equipo técnico de la Consultora que realizó la encuesta. Rompiendo con toda noción de ética profesional- ante la gravedad de la amenaza antisemita no me asusta quebrar ciertos códigos- doy testimonio de ese estudio y de la reacción de la Dra. Lubertino, ante esos resultados.

Según este estudio del Inadi, en opinión de la población de la Capital Federal, los judíos aparecen entre los grupos étnicos más discriminados (19%), solo por debajo de los bolivianos (62% cree que son discriminados), los peruanos (35%), y los paraguayos (31%) .

Los judíos son , por lo tanto, el cuarto grupo étnico más discriminado, por encima de chinos y chilenos, y muy por encima del 4% que opina que los islámicos son discriminados en Argentina.

La titular del Inadi, Dra. Libertino - la funcionaria que pidió la realización de este estudio (marzo de 2007) tuvo el siguiente comentario: “está bueno, así los dirigentes de la comunidad (judía) van a ver que la cosa no es tan grave, que hay gente más discriminada que ellos”.

Mal de muchos consuelo de…

Para la titular del Inadi, no es grave que uno de cada 5 porteños crea que los judíos son discrminados. Cuando apareció que en Tucumán, la cifra subía al 30% ¿habrá pensado lo mismo, la habrá minimizado de la misma manera?

Fuera como fuera, la gravedad de una discriminación no puede ocultar la gravedad de otra. Que la Señora Lubertino se hubiera puesto contenta con estos datos muestra su profunda ignorancia respecto del fenómeno del antisemitismo, que va mucho más allá de un rechazo xenófobo al inmigrante extranjero y constituye uno de los fenómenos más desconcertantes de la historia, un enigma que cuesta desentrañar. Un sentimiento que une a catolicos e islamicos, a gentes de izquierda y de derecha, a ricos y pobres, a ateos y a creyentes

Pasaron dos años y la misma funcionaria insiste en que no hay antisemitismo en los dichos de D´Elía, ni en las manifestaciones contra la embajada de Israel y que, en todo caso, están justificados porque “Israel violó el derecho internacional”, juicio que le corresponde hacer al Canciller y no a una funcionaria de tercera línea como la Dra. Lubertino.

Quería dar constancia, entonces, de que la ignorancia- para calificarla suavemente- de la funcionaria encargada de velar por la no discriminación, no es nueva ni casual. En su imaginario “progre” los temas que realmente deben preocupar son las discriminaciones por enfermedad, por conducta sexual, el sexismo, machismo, la discriminación a drogadictos, enfermos de SIDA, a obesos, etc. Esos son los temas que estaba más interesada en destacar del estudio. De hecho, el estudio no tiene ninguna pregunta directa sobre antisemitismo, del tipo “ admitiría usted ser amigo de un judío. Y que un hijo suyo se case con alguien de esa religión?” Muy simple: no existió voluntad política de medir el fenómeno del antisemitismo en la Argentina, por parte de la funcionaria del área. Se perdió así una excelente oportunidad para aportar al conocimiento de este fenómeno, a fin de tratar adecuadamente sus causas y escoger una terapéutica adecuada. Pero eso superaría, por lejos, la pobre capacidad de la funcionaria.

domingo, enero 25, 2009

Judíos: supervivencia o resignación

Según el ignoto economista vienés Carl Menger- un revolucionario de la ciencia social, prolijamente olvidado por nuestra Universidad- los productos de primer orden – los que consumimos: pan, manteca, vino- son originados en órdenes superiores: la harina, el grano de trigo, el suelo donde se plantó el trigo, la maquinaria que lo cosechó, la experiencia del agricultor que sabe qué variedad de semilla conviene sembrar en clima seco, y en su tipo de terreno, el asesoramiento del ingeniero agrónomo, la red de transporte que lleva el grano al molino, y luego a los hornos, y así sucesivamente. Es casi imposible desenredar las complejas relaciones entre los diversos órdenes que se combinan para producir, por ejemplo, la notebook con la escribo este texto: la cantidad de capital acumulado, desde las tarjetas perforadas de los tejedores franceses dando la idea de la primera computadora manual hasta el invento del plástico, o el vidrio líquido, pasando por los diseñadores, ingenieros informáticos, artesanos, maquinas herramienta, ensambladores, empaquetadores, distribuidores, vendedores…
Los órdenes primarios no requieren más conocimiento que el del consumidor: saber abrir la lata de conservas y calentar su contenido. Poco y nada. Un pueblo recolector solo necesita saber donde nacen los frutos silvestres que quiere. Poco más. Un pueblo pastor requiere, en cambio, más saberes: razas, pastos, aguadas, enfermedades, crianza, corrales, invernadas, yerra, matanza.
La complejidad social que existe en una comunidad recolectora es infinitamente menor a la que exige una comunidad pastora. La división de trabajo se expande al pasar a comunidades agrícolas, comerciales, industriales, postindustriales, las interacciones entre subfunciones crecen exponencialmente.
Es por eso que los Planes fracasan: no pueden procesar tanta información, tantos actores y tantas interrelaciones. No hay computadora capaz de ser programada con trillones de interacciones entre los diversos niveles, tipos, variedades, categorías de mano de obra, materias primas, maquinarias, tecnologías, mercados, precios, cadenas logísticas.
Otro elemento teórico que aporta Menger es la diferencia de “riesgo” que existe entre los que operan en niveles sucesivos: El panadero sabe exactamente qué cantidad de harina comprar para satisfacer a su clientela habitual: trabaja con poco riesgo. Pero el agricultor no sabe cuántas hectáreas plantar con trigo, ya que los precios de referencia actuales no le informan sobre la verdadera situación de la demanda dentro de seis meses, cuando recoja la cosecha. Sus decisiones tienen un margen mayor de incertidumbre. Y el joven que decide estudiar ingeniería agraria no sabe si sus conocimientos serán valorizados por los agricultores dentro de cinco años, cuando quizás el trigo ya no tenga el valor actual. La decisión de generar valor en los ordenes superiores es una decisión de incertidumbre y que requiere, por lo tanto, para ser tomada cierta garantía de que el mercado – la demanda- sabrá valorizar correctamente su aporte: que la hectárea de suelo fértil valdrá más que la de terreno inculto, que el título de Ingeniero Agrónomo tendrá más valorización que el de panadero.

--------

Cuando el bien a consumir es, simplemente, poder estar vivo, las cosas se ponen muy interesantes. Hablo, por ejemplo, de los judíos en la Europa previa a la emancipación liberal.
Si el bien de primer orden, el que hay que consumir, simplemente, es poder seguir vivo las prioridades se reorganizan rápidamente.
Una estrategia elemental sería, simplemente, no hacer nada. Esperar que la suerte acompañe, que el buen Rey no se muera y que el mal Rey no asuma, esperar que la casualidad haga que por esta vez la furia de la gente no se dirija hacia los judíos, rogar por que el buen Dios te proteja.
No parece una estrategia inteligente. Si se hubiera aplicado, simplemente hoy no habría más judíos: hubieran desaparecido en los pogroms desatados desde la Edad Media en toda Europa.
Lo más inteligente es darse una estrategia de poder: hacerse imprescindibles. O sea, trabajar para crear valor en los ordenes superiores de la cadena productiva: ser no simples consumidores, sujetos al azar de la represión, sino productores de valor en los ordenes superiores: capacitarse para la medicina, la química, el arte, la administración, las finanzas, el comercio, la literatura.
Como dice José Amador de los Ríos, en su imprescindible “Historia Social , Política y Religiosa de los judíos de España y Portugal”, Madrid, 1875: “ Nada parecía faltar al pueblo de Judá para llegar al colmo de la prosperidad, haciéndola duradera. A la holgura que le daban su libertad civil y su libertad religiosa, veía unido el bienestar que le granjeaban sus riquezas. A los frutos que le ministraban el comercio y el cultivo de las artes industriales (..) agregaba las honras y distinciones que le conquistaban a manos llenas sus grandes empresas científicas y literarias, llevadas a cabo bajos los auspicios de reyes tan gloriosos como Jaime I de Aragón y Alfonso X de Castilla. Los judíos eran grandemente útiles al Estado, no solo porque administraban sus rentas con desacostumbrada inteligencia, sino también porque acudían a su sostenimiento con tantos y tales impuestos y subsidios, que no era en verdad fácil intento el de sustituir con otras, las crecidas rentas que aquellos constituían, ora respecto de los reyes y de los próceres, ora respecto de los prelados y de los cabildos catedrales. ¿Qué pudo pues, poner en contingencia tanta prosperidad, derribando tan alto poderío y disipando tantas riquezas?”

Esta “utilidad al Estado” es la que garantizaba la permanencia, la sobrevida - aunque cada treinta años, en promedio, una matanza popular eliminaba alguna parte de la comunidad .
La lógica de supervivencia era clara: generar valor en lo que enumera de los Ríos: comercio y artes industriales, empresas científicas y literarias, administración de las rentas del Estado, aporte impositivo para el sostenimiento de las rentas, al punto de “que no era fácil intento el de sustituir con otras, las crecidas rentas que aquellos constituian”. No es fácil el intento de desembarazarse de los judíos: llevó centenares de años, a un costo económico que aun hoy paga España.

Esta estrategia de supervivencia es la que lleva a los judíos a sus tratos con el poder: reyes, emperadores, obispos y nobles, políticos y estadistas. La visión holywoodense del judío como un pacífico y resignado señor que solo le reza a Jehová es una burla. Los judíos, en cuanto comunidad, articularon fuertemente sus intereses económicos y políticos, han sido y son actores importantes del juego de poder, son todo menos “pacientes y resignados”, porque en eso les va la supervivencia.
De ahí el misterio judío: crean valor casi al borde del desastre y así sobreviven: sobornando cosacos o funcionarios corruptos, negociando con reyes y obispos, generando vínculos comerciales, tramas de contactos (ejemplo: mi abuelo le hizo un trabajo de pintura a un paisano y no le cobró nada. A cambio, le dijo “cuando mi hijo se reciba de contador, quiero que lo contrates como contable”. Cinco años después la promesa fue cumplida. Así se construye sobrevivencia)
De ahí, también el odio al judío, la desconfianza, la idea de que existe un poder extraño detrás de ellos, que los sustenta a pesar de tantas matanzas. Como dice un ideólogo católico:


" Los judíos dominan a nuestros gobiernos como los acreedores a sus deudores. Y esta dominación se hace sentir en la política internacional de los pueblos, en la política interna de los partidos, en la orientación económica de los países; esta dominación se hace sentir en los ministerios de Instrucción Pública, en los planes de enseñanza, en la formación de los maestros, en la mentalidad de los universitarios; el dominio judío se ejerce sobre la banca y sobre los consorcios financieros, y todo el complicado mecanismo del oro, de las divisas, de los pagos, se desenvuelve irremediablemente bajo este poderoso dominio; los judíos dominan las agencias de información mundial, los rotativos, las revistas, los folletos, de suerte que la masa de gente va forjando su mentalidad de acuerdo a moldes judaicos; los judíos dominan en el amplio sector de las diversiones, y así ellos imponen las modas, controlan los lupanares, monopolizan el cine y las estaciones de radio, de modo que las costumbres de los cristianos se van modelando de acuerdo a sus imposiciones.
¿Dónde no domina el judío? Aquí, en nuestro país, ¿qué punto vital hay de nuestra zona donde el judío no se esté beneficiando con lo mejor de nuestra riqueza al mismo tiempo que está envenenando nuestro pueblo con lo más nefasto de las ideas y diversiones? Buenos Aires, esta gran Babilonia, nos ofrece un ejemplo típico. Cada día es mayor su progreso, cada día es mayor también en ella el poder judaico. Los judíos controlan aquí nuestro dinero, nuestro trigo, nuestro maíz, nuestro lino, nuestras carnes, nuestro pan, nuestra leche, nuestras incipientes industrias, todo cuanto puede reportar utilidad, y al mismo tiempo son ellos quienes siembran y fomentan las ideas disolventes contra nuestra Religión, contra nuestra Patria y contra nuestros Hogares; son ellos quienes fomentan el odio entre patrones y obreros cristianos, entre burgueses y proletarios; son ellos los más apasionados agentes del socialismo y comunismo; son ellos los más poderosos capitalistas de cuanto dáncing y cabaret infecta la ciudad. Diríase que todo el dinero que nos arrebatan los judíos de la fertilidad de nuestro suelo y del trabajo de nuestros brazos será luego invertido en envenenar nuestras inteligencias Y lo que aquí observamos se observa en todo lugar y tiempo. Siempre el judío, llevado por el frenesí de la dominación mundial, arrebata las riquezas de los pueblos y siembra la desolación. Dos mil años lleva en esta tarea la tenacidad de su raza, y ahora está a punto de lograr una efectiva dominación universal.
(Julio Meinville. Prologo de "El Judío en el misterio de la Historia". Buenos Aires 1936)

Cuatro años después de escrita esta advertencia- “ ahora esta a punto de lograr una efectiva dominación mundial”-, sobrevino Auschwitz…

Esta visión absurda, diabólica, no debe ser corregida por una visión opuesta, idílica, del judío dedicado mansamente a sus menesteres. Si así hubiera sido, no hubiera sobrevivido. El judío ha sobrevivido sobre la base de desarrollar los órdenes superiores de los que habla Menger, capaces de superar la contingencia sobre la base de adaptarse a la demanda del poder, para no caer bajo su peso. Un trabajo poco agradable, riesgoso, pero el único posible dada la infinita capacidad de daño de sus enemigos.
Cuando ese equilibrio se rompe, cuando la pregunta de Amador de los Ríos queda sin repuesta (“¿Qué pudo pues, poner en contingencia tanta prosperidad, derribando tan alto poderío y disipando tantas riquezas?”) el costo humano es inconmensurable. Peste Negra en Europa: la mitad de los judíos asesinados; España 1391: un tercio de los judíos asesinados; Europa, 1942: dos tercios de los judíos europeos asesinados. Medio Oriente: amenaza de Irán, Hamas y Hezboláh: destruir Israel, hacer desaparecer a los judíos.

sábado, enero 24, 2009

email a Carlos Alberto Montaner, con una consulta

Estimado Carlos Alberto

Le escribo bajo la sorpresa y la angustia que me produce la lectura del artículo sobre Israel, que Mario Vargas Llosa publica hoy en La Nacion de Buenos Aires.
De más está decir que para muchos, Vargas Llosa es un referente del cambio desde las posturas de la “idiotez latinoamericana” hacia el terreno fértil de la libertad, la democracia y el mercado. Usted, ya estaba allí, desde el primer momento cuando le vio la cara al monstruo en La Habana. Nosotros, jóvenes latinoamericanos solo teníamos esa bandera. Y tuvo que llegar un Vargas Llosa para comenzar a develar la realidad y mostrarnos un camino.
Por eso la desazón al leer, hoy mismo, la indignada condena a Israel que lanza el escritor:
- “los dirigentes israelíes pueden haber perdido los sentimientos y la moral, pero no la inteligencia”
- “La opinión pública ha mostrado una supina indiferencia en los que respecta a la suerte de los palestinos “(¿?)
- “Amos Oz y David Grossman solian protestar con energía contra hechos como el bombardeo de Gazza y ahora, timidamente, reflejando la involución generalizada de la vida política de Israel, solo se animan a reclamar la paz”
- “Los cohetes artesanales del Hamas”, etc. etc.
Que sucede con Mario Vargas Llosa: ¿es este antisionismo básico una rémora de su pasado de izquierda, el ultimo bastión que se niega a bajar? ¿Conoce algo él, que nosotros no: que Israel ha entrado en una conjura para terminar con el mundo libre, expresado por Hamas, por ejemplo?
No entiendo y me mortifica que un referente de la talla de Vargas Llosa asuma estas posiciones.
¿Tiene usted alguna explicación? ¿Ha hablado usted con su hijo Alvaro al respecto? ¿Tienen asidero estas opiniones de Mario? ¿Debería abrirse un debate entre los demócratas liberales sobre Israel? Deberíamos condenar a Israel del modo que los hace Mario?
Me interesa muchísimo su opinión ,la cual obviamente quedará en mi poder, sin divulgación alguna, ya que considero que usted es, justamente, el otro gran referente de esta generación de los setenta que ya cerca de los 50 o 60 años abandona su adolescencia ideológica y aprende a beber del pensamiento liberal y democrático, algo tan difícil en esta América .
Quedo a la espera de alguna reflexión suya. Un abrazo desde Buenos Aires- avergonzado aun por la visita de nuestra presidente a La Habana, justo el día en que el mundo celebraba a Obama…
Esteban Lijalad

Que las hay , las hay: típico comentario apocaliptico antisemita (lector de Urgente24)

Los hebreos internacionales continúan con su Guerra contra la humanidad en los siguientes frentes y formas:
1- en los EEUU Guerra financiera para provocar el colapso y la fragmentación territorial. En tanto Madoff en su penthouse de New York muy campante. Nadie lo intima para que devuelva los 50.000.000.000 de dólares que robó. Soros libre, Bernake libre, Greespan libre.
El Planeta ha entrado en decesión, las monedas nacionales como la libra o el franco suizo se devalúan cada día mas, empresas cierran desde America del Norte a China, nunca jamás ni el la crisis de 1930 paso algo así. Es lo que los Rostchild y Rockefeller y Teodoro Herzl venían preparando desde principios de siglo XX. Y aquí estamos, en el sálvese quien pueda con el tsunami Kichner, la célula local del sionismo en la Argentina…
2- en Gaza, provocando la limpieza étnica de los palestinos para luego expandirse, en tanto un demente propone tirarles una bomba nuclear. En tanto el generalato con el general Asquenazí a la cabeza muy satisfechos.
3- en la Argentina, los sionistas Kirchner siguen implacablemente su plan de destrucción del campo y las ciudades por quiebra y expropiación de jubilaciones. En tanto el Eschenazi local y Grobocopatel nadando en dólares como nunca. Y el mediático rabino Bergman calladito
calladito…El ataque a Gaza fue planeado para ocultar el ataque financiero de la judería internacional con Greenspan, Shalom Beranke, Madoff y esa lacra, en la vieja tradición de los Kissinger, Broderson, Alfonsín, Manzano, Graiver que buscan la destrucción de la Cristiandad demoliendo los valores de la familia, y del ahorro y del pan ganado con el sudor de la frente. Ellos estuvieron siempre agazapados como ejemplo en la calle Libertad a la espera de gente quebrada para que malvendan las pocas joyas y oro, en un momento de debilidad. Ellos lucrando y nosotros vendiendo nuestras cosechas y campos a precio vil.
Y ahora se deshacen del papel moneda y compran nuestros campos y ciudades criollas.
Nuestra debilidad es que los cristianos tenemos repulsión por la usura y ellos los judíos se ven héroes si “hacen plata”!!!.
Pero nuestra fortaleza es que nosotros somos la absoluta mayoría y los Dueños DE LA ARGENTINA. Ellos son tan solo medio millón que vinieron como refugiados y se rehicieron pues por ser perseguidos creímos nuestro deber ayudarlos. Pero nos traicionaron y ahora han de pagar cara su osadía: hagámosles sentir nuestro desprecio por su naturaleza cruel y sanguinaria en los bares, las calles, los cines de los pueblos y ciudades de nuestra Patria. Es nuestro el control territorial, marquemosle el . Que no salgan de sus casas y cuando lo hagan, que sea para comprar el pasaje de regreso a Israel.

viernes, enero 23, 2009

Reedición de un post mío de 2005

Ante tanta fiesta antisemita, revestida de pacifismo, antisionismo y progresismo, me permito desempolvar un viejo artículo mío, sobre una realidad que siempre cambia y siempre es la misma.


domingo, mayo 29, 2005
Auschwitz: motivos para la memoria

Una recorrida por los foros de la web y los textos de diversos sites, me ha hecho reflexionar seriamente sobre el error en que viví hasta ahora.
Yo creía, ingenuamente, que se había cometido una tremenda injusticia contra los judíos durante la segunda guerra. Y creía que dicha injusticia la había cometido el régimen nazi y, debo confesarlo, creía también que dicha injusticia fue…comprendida, ¿avalada? por alguna parte del pueblo alemán. Esto último siempre revulsionó mi conciencia democrática, por que hasta cierto punto esto suponía una agresión, una acusación a una comunidad, un pueblo, exactamente lo mismo que yo condenaba en el caso de la matanza al pueblo judío. ¿No estaba yo matando al pueblo alemán al acusarlo de complicidad con el exterminio a los judíos? ¿No era yo, no en acto aunque si en potencia un exterminador, un antigermánico, un propiciador de la “solución final al problema…alemán”?
Es por eso que, cautamente, guardaba esos sentimientos.
Lo innegable para mi era que un régimen político, el nacional-socialismo, había imaginado, planeado, ejecutado y ocultado la más cruel, masiva y discriminada matanza de la Historia. Un plan siniestro que condenaba a la muerte por gas, fuego, hambre, frío o fusilamiento y por el solo hecho de pertenecer a una etnia, a todos sus miembros: hombres, mujeres, ancianos, niños, enfermos o sanos, locos o cuerdos, buenos o malos.
Una afrenta que la Humanidad no perdonaría jamás.

Qué equivocado estaba, por Dios!
En realidad las cosas no fueron así, las cosas nunca son fáciles ni claras, ni evidentes, nos insinúan ahora los bienpensantes.

Primero. ¿Existió tal masacre? Me dicen que es casi un invento, un imposible técnico: dilapidar tantos recursos en un plan tan inútil para la marcha de la guerra de Alemania contra los aliados. Exageraciones creíbles porque, en efecto, los judíos habían sido objeto real de persecución en la Alemania de la preguerra y no gozaban de la simpatía del régimen. Pero de ahí a pensar en un plan de exterminio, hombre!...
Lindo argumento. Casi lo compro. Me imagino así a todos los primos de mis padres y sus hijos y nietos vivos, felices, en algún lugar de Ucrania o de Moldavia, algunos llamándose quizás como yo, Stefan Lijalad o Carl Mordcovsky. Decenas de familiares desconocidos pululan en Europa del Este ingenuamente, sin saber lo preocupados que estamos los primos americanos por su suerte. Algo tontos los tipos ¿no? Pudieron habernos avisado ( “Estamos bien, vivos, todas mentiras aliadas…”), pero seguramente perdieron la agenda con los teléfonos.


Segundo. Si realmente ocurrió,¿ por qué exactamente debe ser condenado el régimen nazi? Muchos ven la cuestión desde un punto de vista diferente. Veamos.
Todo crimen es condenable, incluyendo el que cometieron los judíos asesinando a Cristo, o los que cometen a diario contra los palestinos.
Toda muerte, todo asesinato es condenable, sigue el argumento, independientemente de la cantidad de víctimas. En ese sentido, los asesinatos nazis son tan condenables como cualquier matanza (los asesinatos de los norteamericanos contra los indios, de los holandeses contra los indonesios o , nuevamente, la de judíos a árabes).
Toda muerte violenta es igualmente condenable: por ejemplo la que cometen millones de mujeres abortando.
En fin, no hay nada especial en el exterminio a los judíos que organizaron los nazis; forma parte del aciago patrimonio de la humanidad.
Por otra parte, los judíos asesinando a palestinos no se diferencian en nada de sus victimarios de ayer, así que TODOS ESTAMOS A MANO. Lamentable lo de Auschwitz, pero no muy distinto a Sabra y Chatila.

Ni la cantidad de víctimas ni los motivos son, entonces, argumentos válidos para condenar a los nazis.

¿Será posible, interrogo yo tímidamente entonces, condenar el método?: ¿No parece especialmente cruel tomar a un grupo de familias, por ejemplo, de la comunidad judía romana, en 1944, separar a hombres de mujeres y niños, meterlos en vagones de carga sin ventilación; hacer que sus excrementos se acumulen los cinco días de viaje; bajarlos en una estación gritándoles órdenes en un idioma incomprensible; separar a los que bajan en viejos y enfermos, y hombres sanos; llevar a estos últimos a hangares de desinfección, marcarlos, raparlos y mandarlos a sus cuchetas, mientras sus mujeres y niños no sufren ninguna de esas vejaciones sino que son introducidos sin mayores explicaciones en unos baños públicos para darles una ducha de desinfección, que termina con sus gritos bajo la lluvia de gas que sale de los grifos? ¿No hay algo DISTINTO, esencialmente prehumano o extrahumano en el sistema, en su planificación meticulosa? (Imaginemos al ingeniero encargado del diseño de las duchas, al químico buscando la fórmula del gas que más rápido acabe la escena de las duchas, a los constructores pensando en el modo más veloz de deshacerse de cientos de cadáveres, en fin). ¿No hay algo parecido al mal absoluto en el reciclaje de los muertos: pelos para hacer colchones, grasa humana para jabones, dientes de oro para el Tesoro del Reichbank?


Son estas, claro, solo preguntas de un ignorante de los vientos que corren.
Cada pueblo- nos insinúan- tiene modos de expresión y defensa de sus valores. El liderazgo nazi interpretó que el sentir de su pueblo era la limpieza étnica de Europa y ejecutó ese deseo oculto de generaciones germánicas. En un contexto como ese: ¿podemos juzgar a Hitler con nuestros valores de occidentales actuales?
“¿Y por qué vamos a hacerle (nos grita Izquierda Unida de España) el juego a los sionistas imperialistas masacradores de los palestinos? Que conmemoren “ellos” los sesenta años de la liberación de Auschwitz.”

Guau. Confieso que estos argumentos me dejan casi sin palabras para contrarrestarlos. Suenan casi ciertos. El problema es que son tan inmorales como sus autores, divulgadores, exégetas o promotores. Condenan al ser humano a un destino letal, amargo, seco como las órdenes de un Kapo del Lander, un destino que no vale la pena ni imaginar. Ocultan un cocodrilo enorme y cruel detrás de decenas de pequeños cerdos y nos dicen: “¿ven? Somos todos iguales! Que vamos a hacer, quizás algún día el Hombre mejore…Mientras tanto no les quitemos a los neonazis el derecho a la libre expresión. Y que los judíos dejen de rascarse la herida, porque, como dice Saramago, “YA no les tenemos más simpatía por lo que les pasó”

Qué tonto, yo.
Sigo creyendo que Auschwitz no es una anécdota cruel, un exceso, el caso extremo de una conducta común y habitual. Creo que fue un resultado de dos mil años de prédica antijudía desde el púlpito, de cientos de años de consolidación de una cultura xenófoba en la Alemania “antiliberal”, nacionalista y conservadora; de cien años de búsquedas de “soluciones finales al problema judío”, de cincuenta de los siempre populares “Protocolos de los sabios de Sión”; y por último creo que Auschwitz fue producto de una decisión implementada por el movimiento “ nacional y popular ” germánico, con apoyo del pueblo en su conjunto, en un delirante ejercicio de crueldad masiva, eficiencia e hipocresía.
Recordar sin pausa, siempre, como una letanía el horror nazi no es hacer el juego a ningún otro horror: es prevenirse permanente y constantemente, saber señalar que donde no hay límites, la conciencia civilizada debe ponerlos; saber que un pueblo puede asesinar a otro, que un niño puede ser convertido en jabón en nombre del interés de una nación, religión, raza o ideología.
Auschwitz nos obliga a repensar los límites de lo humano, ni más ni menos. Auschwitz no "le pasó a los judíos" como pretende Saramago: nos pasó a todos.
Creo, para terminar, que hay valores universales y que estos valores no pueden ser suspendidos por causas ideológicas, por razones de estado o “para defender la Revolución”.
Creo en la vieja -¡ oh ingenuo!- Declaración de Derechos del Hombre de 1789 porque creo en el Hombre, como proyecto. No creo que sea un ser absurdo que vino a matar o morir en Auschwitz, o en un Gulag, un campo de muerte de Pol Pot, en Bagdad o en las hogueras de la Inquisición, en las Torres gemelas, o en un campo de refugiados de Gaza .
Vino a ser un pequeño dios, un creador de vida - hijos, ideas, bienes-, un constructor de cada instante de su paso por la vida, angustiado siempre por la muerte que le espera al final del camino, pero aun así con fuerzas para el optimismo.
Ideas antiguas las mías.

Artículo de Aguinis

Israel, judío entre las naciones
Marcos Aguinis
Para LA NACION


Aunque no es una definición original, se la debería tener en cuenta. Israel ahora condensa el milenario odio hacia los judíos y es tratado con el mismo consciente o inconsciente prejuicio. Siempre es el culpable. Haga lo que haga, siempre está mal, excepto cuando contribuye a su autodestrucción. Se desconocen sus virtudes, se exageran sus defectos.

El odio a los judíos empezó hace más de 2000 años, antes aún de Cristo. Prevalecen las teorías que lo atribuyen a la tenacidad con la que se aferraban a un Dios único y abstracto que, además, era ético. Gracias a Pablo, el apóstol de los gentiles, se expandió con fuerza el cristianismo que, durante sus primeros veinte años, no se alejaba de las sinagogas. Siglos más adelante, por la excepcional inspiración de Mahoma -articulada a los textos del viejo Israel-, nació el islam. Pero ambos descendientes tendieron al parricidio.

Para los cristianos, la llegada de Jesús significaba el fin de la función "placentaria" de Israel: después de Cristo su supervivencia era vista como impugnadora, anormal. Para los musulmanes, al no aceptar los judíos a Mahoma como el último de los profetas, revelaban haber modificado sus propios textos, donde habría sido anunciado; una redonda e imperdonable perversidad.

No obstante, tanto unos como otros fueron ambivalentes. Para los cristianos, Dios no quiere la desaparición de los judíos, porque terminarán convirtiéndose a la nueva religión y serán la corona del plan celestial. Para los musulmanes son el Pueblo del Libro, junto con los cristianos, y merecen un status superior al de los politeístas. Por eso en ambas jurisdicciones hubo períodos de fértil convivencia y períodos de sanguinaria persecución.

Los judíos conforman la comunidad humana que ha padecido el maltrato más obstinado de la historia. Fueron convertidos en el chivo expiatorio de todos los males, por absurdas que fueran las acusaciones. Por ejemplo, durante la "peste negra" que asoló Europa, se les atribuyó haber envenenado los pozos de agua y las turbas se dedicaron a incrementar el número de muertos judíos. Tuvo que intervenir el Papa para frenar tamaña locura. Siglos antes se había inventado el baldón del "crimen ritual": los judíos extraían la sangre de niños cristianos para amasar el pan de su Pascua (¡!).

Este vampirismo (no olvidar el ejemplo de Shylock; y que hasta el Concilio Vaticano II los judíos eran "deicidas", peor imposible), permaneció ajeno a la tradición musulmana. Ahora el mundo musulmán ha sido colonizado por la vasta producción antisemita occidental, incluido el "crimen ritual" que genera terror.

En Egipto, país que ha firmado la paz con Israel y debería contribuir a desalentar el odio, tuvo gran éxito una serie de TV donde se mostraba cómo los judíos degüellan niños árabes sobre una palangana para llenarla con su sangre y luego amasar el pan de la Pascua. No hubo condena de ningún organismo internacional a tamaña usina de odio. La dolida queja de Israel fue contestada con esta frase: "En Egipto hay libertad de expresión".

Predicadores, políticos e intelectuales tienden ahora, como en la década de 1930, a incentivar el antisemitismo "demostrando" que el sufrimiento de los judíos, en vez de provocarnos solidaridad, debería hacernos comprender su maldad incurable. Son auténticos verdugos, criminales. Ya no queda bien calificarlos de "raza inferior", por supuesto. Los racistas son ahora los judíos. Racistas, nazis, asesinos de niños, lo peor. En la Carta del Hamás, por ejemplo, se los identifica según el libelo fraguado por la policía zarista en Los protocolos de los sabios de Sión : provocaron todos los males del mundo para dominarlo, incluida la Revolución Francesa, la Primera y Segunda Guerraa Mundial, la Revolución Rusa y otras calamidades por el estilo.

Recordemos que las grandes matanzas comenzaron por una intensa descalificación. Luego resulta fácil avanzar. El Holocausto no hubiera sido posible sin las centurias previas, donde el judío era asociado con ratas y cucarachas. Las "leyes raciales" que lanzó Hitler durante años deshumanizaron a los judíos hasta que en muchas partes del mundo se considerara su eliminación como un acto de higiene.

El Estado de Israel es descalificado de la misma forma. Se lo acusa con una tirria que no se aplica a otras naciones. En especial sobresale la izquierda fascista, que ha traicionado sus ideales de origen y ahora se asocia con dictaduras y teocracias. Si Irán, junto con las organizaciones terroristas que apoya, lograse su objetivo de borrar a Israel del mapa, no se derramarán muchas lágrimas, porque el mundo se está convenciendo de su malignidad innata. Terminado el Holocausto, tampoco se derramaron demasiadas lágrimas: los puertos del mundo se cerraron para los supervivientes, incluso los de América latina y los Estados Unidos. Un año después de terminada la guerra hubo otro progrom en Polonia.

El Estado de Israel no fue un regalo por causa del Holocausto, sino que consiguió su independencia luchando contra la más poderosa potencia colonial de entonces, que era Gran Bretaña. Los foros internacionales sólo le fueron favorables en noviembre de 1947, cuando las Naciones Unidas votaron por más de dos tercios la partición de Palestina en un Estado árabe y otro judío. Al Estado judío no se le otorgaba casi ningún sitio bíblico de significación, ni siquiera Jerusalén, cuya mayoría de habitantes era judía. Para "compensar", le adjudicaron el vasto desierto del Neguev. Los judíos aceptaron felices. Los estados árabes, en cambio, juraron violar esa resolución y arrojarlos al mar. Ni mencionaron independizar un Estado palestino. Tampoco lo crearon durante los 19 años en que ocuparon la Franja de Gaza y toda Cisjordania.

En 1967, Egipto bloqueó el Canal de Suez para el comercio con Israel y le cerró su salida por el golfo de Akaba. Manifestó que anhelaba borrarlo del mapa (como ahora Irán) y exigió el retiro del colchón de la ONU para terminar con la "entidad sionista". ¿Qué hicieron las Naciones Unidas? Retiraron el colchón, por supuesto, y dieron luz verde al exterminio. Pero el resultado no fue el que se esperaba.

Terminada la Guerra de los Seis Días, Israel ofreció la paz a cambio de la devolución de territorios conquistados. La Liga Arabe se reunió entonces en Khartun y emitió los famosos "Tres No": no negociar con Israel, no reconocer a Israel, no firmar la paz con Israel. ¿Hubo una indignada reacción a semejante hostilidad? Ninguna.

Sólo después de la Guerra de Iom Kipur el presidente Anwar El Sadat entendió que era imposible destruirlo y manifestó su propósito de acabar con la guerra. Entonces, el más duro de los israelíes, que era Menajem Beguin, le devolvió hasta el último grano de arena del Sinaí, territorio tres veces más extenso que todo Israel. No sólo eso: le entregó pozos de petróleo, aeropuertos, carreteras y hasta los centros turísticos más sofisticados que ahora posee Egipto, construidos por el mismo Israel. Como añadido, evacuó la ciudad de Yamit, al sudoeste de Gaza que, de haber existido aún, hubiese dificultado el contrabando de millares de misiles en los que gastaron ríos de dinero los actuales señores de esa Franja.

Después de ceder el Sinaí, Israel siguió siendo acusado de "expansionista". Es el judío, el maligno. Tampoco ayudó a la paz que evacuase por completo la Franja de Gaza sin pedir nada a cambio. Y la esperanza de que cesara el lanzamiento de misiles contra las poblaciones del sur. La Franja se convirtió en un territorio Judenrein. ¿Qué hicieron los líderes de Hamás con las 20 colonias paradisíacas que les dejaban los pioneros israelíes, llenas de flores, árboles, invernaderos, centros sanitarios, granjas, escuelas y hasta fábricas? ¡Las destruyeron, quemaron y convirtieron en escombros! ¿Fue condenada esa depredación irracional? No.

¿Se mencionan otros responsables, además de Israel, por los sufrimientos del pueblo palestino? El ejército jordano asesinó millares en el Septiembre Negro de 1971. Siria mató más palestinos que Israel, según dijo el mismo Yasser Arafat. Hamás ejecutó 370 palestinos cuando se adueñó de la Franja de Gaza y luego impidió la peregrinación a La Meca de los musulmanes que no respondían a sus mandatos.

Cierro con pena. Los terroristas están ganando la campaña que enciende el odio en vez de conducir a la moderación, el diálogo y la paz. Para ellos es mejor que muera un palestino a que muera un israelí, por eso los usan de escudos humanos. Cuando muere un israelí la prensa calla. Cuando muere un palestino brota lava ardiente. Mientras más palestinos sufran y mueran, más grande será la lástima. Pero esa lástima no aporta paz ni progreso.

Israel, judío entre las naciones, imperfecto como toda construcción humana, deberá seguir tolerando la doble vara con que se miden sus acciones. Es ineluctable. Pese a ello, sólo le queda reforzar lo que fortifica una buena relación con los sectores pacifistas y racionales del mundo árabe. Ya ha realizado mucho y bueno en varios campos, aunque de eso no se habla. Tiene que hacer más. Allí reside su condena o su gloria.

miércoles, enero 21, 2009

Obama, según Orlando Tambosi (comparto todo)

Homenagem à democracia norte-americana

Alô, bugrada pré-1989!
Os EUA, que sempre foram exemplo de democracia, estão em festa hoje com a posse de Barack Obama. Novo presidente, novas promessas, revezamento de partidos - tudo o que raramente acontece na América Latina, com seu atávico populismo autoritário e porcas tentativas de poder absoluto.
A bugrada pré-1989 festeja Obama mundo afora como um dos seus, agarrando-se a uma última ilusão. Ele não é salvador de nada. Ninguém sabe o que fará o novo presidente, mas, como é um simples mortal, não fará muito diferente do que fizeram seus antecessores. Adaptar-se-á à realidade no dia-a-dia. Os tons inflamados dos discursos eleitorais ficarão apenas na lembrança.
Esta é a homenagem do blog ao valoroso povo norte-americano, sem o qual o mundo seria, certamente, pior do que é.
(Na rádio Deezer, ao lado, Jimmy Hendrix interpreta "Star Spangled Banner", o hino dos EUA).

Postado por Orlando Tambosi

martes, enero 20, 2009

Negro=judío=jazz=música degenerada y razas degeneradas


Poster nazi

Patético

Nuestra patética Presidente está de visita en una patética Isla, donde unos patéticos viejitos se resisten a entrar en el siglo 21, manteniendo patéticas prohibiciones, patéticas costumbres, mientras siguen hablando de una patética Revolución y un patético Socialismo.
Nuestra patética Presidente olvida su patética reivindicación de los Derechos Humanos, ya que según su patética ideología, estos derechos están resguardados en la patética Isla, por el patético dúo de hermanos dictadores.
Y así, mientras el Mundo celebra a Obama, mientras la Democracia y la Libertad brillan en Washington, nuestra patética política exterior ha elegido estar en el lado patético de la Historia, con patéticos coroneles que marchan con patético paso ganso y saludan patéticamente a la patética invitada de honor. Luego la patética delegación argentina es saludada patéticamente por el patético hermanito Fiel, mientras el Gran Hermano Fidel la mira por TV.
Todo muy patético. Nos lo merecemos.

Enlaces a artículos de interés sobre Israel-Gaza

http://foixblog.blogspot.com/2009/01/la-banalidad-del-lenguaje.html

http://www.lavanguardia.es/politica/noticias/20090114/53617987819/la-libertad-escupida-israel-palestina-vicens-villatoro-oriente-proximo-la-vanguardia-tierra-santa-pi.html

http://www.facebook.com/inbox/readmessage.php?t=1092246783875#/video/video.php?v=1079873761155&ref=nf


http://www.theglobeandmail.com/servlet/story/LAC.20090116.EISRAEL16/TPStory/Opinion/editorials



http://www.boston.com/bostonglobe/editorial_opinion/oped/articles/2009/01/17/the_truth_about_hamass_mission/

http://www.latimes.com/news/nationworld/world/la-fg-gaza-assess18-2009jan18,0,4212860.story

“El 21 de marzo de 1945, 18 aviones ‘Mosquito’ de la Fuerza Aérea Británica bombardearon una escuela en Dinamarca, matando 86 alumnos y 17 maestros. Obviamente, no hubo imágenes de TV de la tragedia, pero es de imaginar la espléndida propaganda que ellas hubiesen significado para el Tercer Reich, acompañadas de un texto que condenase a los británicos, desprovistos de compasión para con los niños inocentes de Dinamarca. Pero aun si hubiesen existido tales imágenes, la opinión pública europea se hubiese preguntado: ‘eso debe tener alguna otra explicación’. Y sin duda que la hubo. Los ‘Mosquito’ habían sido asignados a bombardear Schellhus, el cuartel general de la Gestapo, vecino de la escuela. La orden era sobrevolar la zona lo más bajo posible, para asegurar la puntería. El piloto de avanzada que debía marcar el sitio a los demás, voló tan bajo que chocó contra un poste, y se precipitó sobre el colegio. Los pilotos subsiguientes, en vuelo rasante y a máxima velocidad, con órdenes de atacar el lugar señalado por los primeros pilotos, bombardearon el edificio. Para colmo, los jerarcas de Gestapo ni siquiera se encontraban en el edificio Schellhus, que también resultó destruido, sino en un funeral. Moralmente, aquellos nazis de Gestapo equivalen al Hamás de hoy; bajo cualquier aspecto, excepto éste: el mundo libre hubiese entendido por qué los ingleses querían matarlos, y hubiesen perdonado la masacre de los niños como un accidente terrible pero inintencionado, del tipo que ocurren en una guerra. Pero los israelíes no se han podido hacer acreedores de la misma comprensión, cuando de manera análoga mataron a 40 inocentes, niños y maestros, en una escuela. Sin duda, la masacre provocó una moralina casi exultante, a pesar de que en sus corazones, la mayoría sabe que si los israelíes hubiesen pretendido matar niños palestinos, hubiesen podido hacerlo por centenares de sólo quererlo.

lunes, enero 19, 2009

Preguntas

Nos “ corren” diciendo que un desastre no tapa al otro. Preguntamos, bien, pero por qué no saliste a la calle a protestar por:

- Los dos millones de muertos camboyanos por el Kmer Rojo, en los setenta
- El millon de muertos afganos por la invasión soviética , en los ochenta
- Los 150.000 muertos en los Balcanes, en los noventa
- El millón asesinado en Ruanda, en los noventa
- Los trescientos mil asesinados en Darfur, en los 2000
- Los innumerables muertos de Timor, Congo, Indonesia, Argelia, desde los setenta hasta el presente

Y pensando en Medio Oiente, por qué no protestaste

- Cuando Jordania asesinó a diez mil palestinos, en el famoso Septiembre Negro
- Cuando la absurda guerra entre Iran e Irak, costó un millón de muertos
- Por los miles de muertos de la Guerra Civil del Líbano
- Por la masacre de los kurdos por parte de Turquía
- Por los 1500 israelíes asesinados en autobuses, bares, mercados, universidades
- Por los miles de judíos obligados a escapar de todos los paises árabes, desde 1948
- Por el asesinato por parte de Hamas de decenas de funcionarios palestinos del Al Fatah
- Por los miles de cohetes disparados hacia población civil israelí desde Gaza, por Hamas

Israel merece ser juzgado por la Opinión Püblica, de la misma manera que Myanmar, Corea del Norte, Iran, Irak, Turquía, Sudán, Serbia, Camboya, Rusia- por Chechenia-, China- por Tibet-, etc., etc. Y las organizaciones terroristas como Al Qaeda, Hiazbolla, Yihad, Hamas y decenas más deben ser juzgadas, al igual que los paises que las protegen, financian, y justifican: su condición de “no estatales” no las exime de dar cuenta de sus crímenes (según la actual jurisprudencia del Tribunal Internacional de La Haya)

domingo, enero 18, 2009

2008, el año del fin del calentamiento global

Excelente artículo de Eduardo Ferreyra


Se quemaron los libros del calentamiento
por Eduardo Ferreyra

Uno de los acontecimientos más importantes en 2008, junto a la crisis financiera mundial, ha sido la evidencia de que en el futuro se recordará como el año en que se produjo un gran giro en el pánico mundial sobre el calentamiento global.

Justo en el momento en que los políticos europeos y americanos estuvieron adoptando o pensado en adoptar las medidas más costosas y dañinas que se hayan propuesto jamás para combatir un problema que no existe, la marea se ha invertido en tres aspectos muy significativos.

Primero

Las temperaturas estuvieron cayendo en todo el mundo de una manera totalmente impredecible por esos modelos computados que se usan para impulsar el Gran Miedo al cambio climático. El invierno pasado del hemisferio norte, a medida de que las temperaturas se desplomaban, muchas partes del mundo vieron nevadas y heladas como no se habían visto en varias décadas. En este actual invierno de 2008 Canadá y la mitad de los Estados Unidos están totalmente cubiertos de nieve y hielo, y los pronósticos indican que se pondrá mucho peor. Después de varios años de una tendencia plana en las temperaturas globales, ellas han caído agudamente lo suficiente como para anular gran parte del aumento ocurrido durante el Siglo 20.

Dsde una estación espacial, los Estados Unidos se verían así -y recién está comenzando el invierno...

La insistencia de los partidarios del calentamiento catastrófico “a la Al Gore”, se hizo todavía más chillona y frenética sobre que “los últimos 10 años han sido los más calientes de la historia,” y que muy pronto el polo norte se quedará sin hielo, en el preciso momento en que los hielos del Ártico crecieron durante el otoño a una velocidad nunca vista; la extensión de los hielos marinos alrededor de la Antártida quebró todos los récords anteriores, y los osos polares se estuvieron negando a ahogarse y extinguirse. No mejora la situa-ción de los catastrofistas el hecho que todas las predicciones sobre el aumento de las sequías y huracanes -"como nunca se había visto jamás"- han fracasado rotundamente en materializarse.

Hasta los acólitos más cautos de la ortodoxia oficial de las Naciones Unidas admiten ahora que gracias a “factores naturales” –que siempre fueron negados enfáticamente en favor de la culpa de los seres huma-nos- factores como las corrientes oceánicas, las temperaturas no han podido subir, pero aseguran sin ruborizarse que este efecto de enfriamiento sólo está “enmascarando la subyacente tendencia al calen-tamiento,” y que las temperaturas seguirán subiendo peor que nunca a mediados de la década que viene.

Segundo

El año 2008 fue cuando colapsó cualquier pretensión de que existe un “consenso científico” acerca del calentamiento global causado por el hombre. Finalmente, como en la Declaración de Manhattan de marzo pasado, cientos de científicos serios y respetados, incluyendo a muchos de los expertos climáticos más eminentes, estuvieron demostrando al público y a los medios que el susodicho “consenso” no era nada más que un artefacto político basado en información groseramente manipulada y modelos del clima computariza-dos programados de tal modo de que siempre muestran convenientes “fantasías científicas”.

Tercero

Cuando los bancos colapsaron con el hundimiento de la economía mundial rumbo a la peor recesión en muchas décadas, la dura realidad finalmente comenzó a hacer añicos los sueños de auto engaño que durante tanto tiempo tuvieron casi todos los políticos del mundo occidental que se presentaban como los “salvadores del mundo”. Como hemos podido ver en la reciente conferencia de Poznan, la llamada COP-14, más de 10.000 políticos, funcionarios y “ecologistas” se reunieron para planear el nacimiento del próximo “hijo de Kioto” en Copenhague el año próximo, muchos políticos entraron en pánico y despertaron de sus sueños “salvadores” comenzando a reconocer el hecho de que no pueden seguir soñando con sus planes quijotescos para “combatir al cambio climático”, delirios en los que estaban reposando muy confortable-mente en épocas más benignas.

Otras predicciones más afortunadas
La Dra. Sallie Baliunas, astrofísica de la Universidad de Harvard es una antigua colaboradora de este sitio web hasta que, debido a las fuertes presiones políticas ejercidas sobre ella por su postura contraria al fraude científico del calentamiento global antrópico, decidió mantener un perfil bajo y menos ofensivo para los poderosos intereses de la “industria del invernadero”. Sin embargo, cuando aún era una voz escuchada y respetada en el debate sobre el cambio climático, la Dra. Baliunas escribió un artículo junto con el Dr. Timothy Patterson, paleoclimatólogo de la Universidad Carleton, y el analista político inglés Alister McFar-quhar, titulado “El Acuerdo de Kioto –Punto y Contrapunto,” en noviembre de 2002. Dado que el mundo está ingresando a una fase de enfriamiento de unos 30 años, o más, un breve extracto del mismo nos muestra algunas predicciones que fueron notablemente precisas.
El Tratado de Kioto tiene muchos errores fatales, y cualquiera de ellos debería ser causa para su eliminación.

La ciencia climática no apoya la teoría del calentamiento global provocado por el hombre –la crisis alegada no existe.

Kioto hace foco primariamente en reducir los niveles de CO2, un gas relativamente inofensi-vo, y no hace absolutamente nada para controlar la verdadera polución del aire como los NOx, SOx y particulados, o de serios contaminantes en el agua y el suelo.

Kioto derrocha enormes recursos que son necesitados con urgencia para solucionar proble-mas ambientales reales y problemas sociales que existen hoy. Por ejemplo, el dinero gasta-do en Kioto en un año podría proveer de agua limpia y potable, y sanidad para toda la gente del mundo subdesarrollado –a perpetuidad.

Kioto destruirá cientos de miles de puestos de trabajo y dañará a la economía de Canadá –los Estados Unidos, el mayor socio comercial de Canadá, no ratificará Kioto, y los países en vías de desarrollo están exceptuados.

En realidad, Kioto causará daño al ambiente global –hará que las industrias con uso masivo de energía se trasladen a países exceptuados que ni siquiera controlan las peores formas de contaminación.

El esquema de créditos de intercambio de CO2 castiga a los países con mayor eficiencia energética, y premia a los más gastadores. Debido a las extrañas reglas de Kioto, Canadá pagará a la antigua Unión Soviética miles de millones de dólares por los créditos de CO2.

Kioto será inefectivo –aún asumiendo que la sobreestimada ciencia pro-Kioto sea correcta. Kioto reducirá al proyectado aumento de manera insignificante, y llevará más de 40 tratados de esta clase para detener al supuesto calentamiento global.

La agenda final de los abogados pro-Kioto es la eliminación de los combustibles fósiles, pero esto dará por resultado una catastrófica escasez en el suministro de energía a escala global –las derrochonas e ineficientes energía propuestas como soluciones por los impulsores de Kioto simplemente no pueden reemplazar a los combustibles fósiles.
Ya en 2001, el físico del MIT, Dr. Richard Lindzen había escrito:
"No estamos en posición de atribuir con confianza los pasados cambios climáticos al dióxido de carbono o de predecir cuál será el clima del futuro.

“La ciencia, en la arena pública, es usada comúnmente como una fuente de autoridad con la que se puede dar garrotazos a los oponentes políticos y hacer propaganda entre los desinfor-mados ciudadanos. Esto es lo que se hizo con los informes del IPCC y la Academia Nacional de Ciencias. Es una práctica reprensible que corroe nuestra capacidad de tomar decisiones racionales. Un visión más justa de la ciencia mostrará que aún hay una enorme cantidad de incertidumbres –muchas más de las que a los partidarios de Kioto les gustaría admitir.”
Por cierto, los resultados y las conclusiones de la Conferencia de Poznan han decepcionado y enfurecido a las decenas de ONGs ecologistas que, en las afueras de la sala de conferencias se disfrazaban y montaban shows creyendo que podían impresionar y coaccionar a los delegados para que impusiesen recortes de emisiones obligatorios, y penables con elevadas multas, a quienes no redujesen sus niveles de emisiones de CO2.

Su delirio religioso anti CO2 –pero sobre todo anti-humanidad- siempre les ha impedido ver que la realidad tiene la pésima costumbre de arruinar a las más hermosas teorías. Los políticos y funcionarios de gobierno siguieron flotando en la corriente y jugando su papel de “salvadores del mundo” mientras el dinero seguía fluyendo de sus gobiernos a sus bolsillos. Hoy la cosa se hizo tremendamente grave, y la posibilidad de que las economías del mundo colapsen de manera apocalíptica si se imponen las reglas de Kioto, les hicieron comprender que “quizás el peligro no es tan grave como parecía,” y “después de todo, ¿para que apurar-nos? si ahora parece que el planeta se está enfriando,” mostrando que los famosos modelos del clima no eran otra cosa que elegantes, vistosos y muy inútiles jueguitos de video.

Quizás el año 2008 sea el punto de inflexión en la tendencia de los políticos a creer ciegamente en los científicos del calentamiento Algoreano y comience una costumbre donde dejen de creer que los científicos pueden responder con seguridad a todas las dudas que tengan –y que los científicos dejen a su vez de creer que pueden dar las respuestas a las dudas que se les presentan.
Quizás estemos por ingresar a un mundo mejor.
Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC

sábado, enero 17, 2009

Renuncia a la AGD (Asociación Gremial Docente de la UBA)

Estimados Amigos: Aprovechando el mail de Issay, les comunico y adjunto debajo mi texto de renuncia a Asociación Gremial Docente de la Universidad de Buenos Aires, más abajo (en negrita) les mando el texto original del comunicado que motivó mi renuncia. Saludos.
Patricio Brodsky



Sres de la CD de AGD:

En los años de existencia de la AGD, JAMÁS se han pronunciado repudiando los atentados sufridos por la población civil israelí, por lo tanto avalan las acciones dirigidas contra población civil desarmada.

Es claro que esta organización gremial no tiene en absoluto las características de izquierda y humanista las cuales estaban en su base fundacional (asamblea de la cual participé hasta que perdí mi empleo en la UBA momento en el cual la respuesta de AGD dejó bastante que desear).

Por lo tanto presento mi renuncia a la AGD ya que no puedo pertenecer a una organización que no cumplió cabalmente con su función de defensa sindical cuando mis derechos fueron violentados y que hoy se solidariza con las víctimas del estado de Israel pero jamás emitió declaración alguna sobre los más de 1.500 civiles israelíes asesinados en atentados terroristas (el 75% de ellos civiles y entre ellos casi 200 niños menores de 16 años). Tampoco se conoce declaración alguna de AGD cuando los terroristas de Hamas tomaron por asalto la Franja de Gaza asesinando a cientos de opositores (principalmente militantes de Fatah y de los grupos de izquierda); tampoco se repudiaron los atentados islamistas en Mumbay; ni el genocidio que el gobierno Sudanés está provocando en Darfur con más de 1.000.000 de muertos (muchos más que los 70.000-80.000 árabes muertos por Israel desde 1948 a la fecha, sin contar a los 25.000-30.000 israelíes muertos por árabes en el mismo período), como tampoco emitieron declaración alguna condenando los 537 muertos asesinados en el Congo desde septiembre pasado por ataques terroristas del grupo rebelde Lords Resistance Army (LRA) -ataques que generaron 104.000 evacuados (fuente Clarín:dia 14/01/09, pagina 21 seccion Mundo).

La parcialidad con la que tratan a Israel habla a las claras que poco les importan los pueblos oprimidos que sufren, la "defensa" del pobre pueblo palestino para Ustedes es sólo una excusa para ejercer su judeofobia desembozada.

Asimismo repudio por completo su declaración que denota ignorancia acerca de la historia del conflicto y una embozada (y descarada) defensa del terrorismo islámico. Los términos de la misma son una vergüenza que denota su profunda ignorancia transpolando categorías históricas y analíticas de una realidad para intentar explicar otra completamente diferente. Con su arbitrario y deliberado uso de categorías ligadas al holocausto judío a manos de los nazis, lo único que hacen es banalizar el concepto de genocidio y, por lo tanto son funcionales a los reivindicadores del nazismo (se tornan objetivamente en negacionistas, y, por lo tanto en pronazis).

¡BASTA DE MENTIRA ANTISEMITA!

Patricio Brodsky
ex-afiliado Nº 23
de AGD-UBA

Renuncias en la SEA(Sociedad de Escritores Argentinos)

RENUNCIA:

Ante la confirmación de la Comisión Directiva de la SEA, en un nuevo comunicado del 14 de enero, de su pronunciamiento anterior, "Contra la agresión sionista en Gaza", (al que corrige, desde el título, sin admitirlo), nosotros nos permitimos decir:

a) Que está muy bien que cada escritor firme lo que le parezca pertinente, y que está muy mal que se quede en silencio.
De hecho, muchos de nosotros hemos firmado y proclamado adhesiones diversas, antes y ahora, en declaraciones públicas, individuales y colectivas, y seguiremos haciéndolo;

b) Que no vemos por qué tiene que hacerlo la SEA, como Institución, a punta de comunicados, la cual
primero: debe agrupar a todas las escritoras y escritores argentinos, cualquiera sea su ideología, raza o culto;
segundo: pasó bajo silencio muchísimos otros momentos dolorosos que concitaban nuestra inquietud, como seres humanos, como intelectuales. Sólo a título de ejemplo: Atocha, Chechenia, la liberación o no de los rehenes de las FARC, las matanzas en Bolivia, Darfour, Mumbai (ex Bombay) en noviembre último...,, las declaraciones del presidente iraní negando la Shoa y, en el caso argentino, el conflicto que dividió seriamente, y por meses, a nuestra sociedad, el llamado "conflicto del campo", sobre los cuales (que sepamos) se llamó a silencio;

c) Que no se entiende bien a qué "compromiso de años, de lucha contra el terrorismo de Estado y el genocidio" se refiere este último comunicado de la SEA, fundada en 2001;

c) Que para "apoyar la lucha de liberación de todos los pueblos y naciones oprimidas" están las organizaciones políticas y sociales, y los movimientos de masas, no las asociaciones civiles y gremiales (como, por ejemplo, los colegios de abogados, de médicos o de matemáticos, tan intelectuales y tan sensibles como nosotros);

d) Que por todo ello, ante esta confirmación (con velados retrocesos), en lugar de una clara retractación de la SEA, no nos sentimos representados por ella y acompañamos con las nuestras las renuncias públicas de Leopoldo Brizuela, Mario Goloboff y Ana María Shua.

Firman: Manuela Fingueret
Vicente Battista

Prensa y Poder

En alguna época de la vida a uno le parece imposible entender la lógica del Poder. Pasada la locura juvenil, con su facil determinación del bien y del mal, y su inmediata descalificación del otro, comienza una etapa brumosa, en la que han caido todas convicciones juveniles y nada las reemplaza. Una etapa en que no hay valores, no hay conocimiento, no hay verdades: solo oscuras sensaciones de ser sujetos de fuerzas que uno no comprende y, mucho menos, puede manejar. Se dedica uno entonces a hacer su carrera, a ganar su sustento sin preocuparse mucho por la cosa pública, tan compleja e inalcanzable.
Los años pasan, pasan las crisis, pasan las alzas y pasan las bajas. Uno, más o menos sobrevive a todas las montañas rusas, sube algo y baja otro tanto y , a pesar de todo, sigue flotando. Los años, las lecturas y las experiencias comienzan entonces a animarlo a construir una provisoria Teoría sobre el Poder. Lee uno a Montesquieu, o a Jefferson o a Alberdi, lee los discursos de los actuales aspirantes a líderes y de los viejos líderes, comienza a reconstruir los modos de pensamiento que están tras las palabras y al fin uno se atreve a realizar hipótesis sobre el comportamiento del Poder.
Por que es esencial- al menos en nuestros paises hiperestatistas- entender al Poder, para situar las estrategias personales en el terreno de las probabilidades mayores que cero. Entender la lógica de los poderosos le permite a uno tomar algunas decisiones estratégicas, que garantizan la supervivencia e incluso el bienestar. El mundo como problema a resolver, decían, cada uno a su modo, Ortega y Gasset, y Popper. La ciencia existe porque hay un problema a resolver, no como entretenimiento.

Por ejemplo, el control de la información. No hay proyecto “nacional” sin crear una Opinón “nacional”, que es lo opuesto a la Opinión Pública, no para cear una nueva Opinión Pública, sino para que no haya más Opinión Pública. “En 1938, conscientes de que ya no necesitaban influir en la Opinión Pública porque ya no quedaba Opinión Pública en toda Alemania, los responsables [del principal diario alemán] vendieron en secreto la empresa a la editorial del Partido Nazi sin siquiera molestarse en informar a la plantilla ni a los redactores jefe.” (El tercer Reich en el poder, Richard Evans)
El ideal del Poder Absoluto es la inexistencia absoluta de Opinión. La Prensa que con todos sus excesos y errores es el territorio de la Opinión Pública, es la primera víctima de la batalla por un nuevo orden, que el Poder absoluto instaura de inmediato, como primera tarea.
Uno lee “ El control sobre el personal que trabajaba en la prensa quedó establecido en otoño de 1933 con la Creación de la Cámara de la Prensa del Reich, dirigida por Max Amann. Los que no eran miembros de la cámara no podían trabajar en la prensa. Amann se hizo con el control de un numero creciente de rotativos como jefe de la Editorial Eher, explotando las debilidades financieras de la prensa de la época de la crisis y privando de ingresos a los periódicos rivales desviando los contratos de publicidad del gobierno a la prensa nazi y todo suena demasiado cercano y familiar. El Poder siempre intentará controlar a la Prensa. No es una gran verdad, no es una gran novedad, pero uno aprende a entender al Poder si analiza sus politicas de sometimiento de la Prensa, aquí, con el peronismo, en Cuba, en Arabia Saudita, en Irán, en Alemania nazi, en la URSS.
La primera gran batalla del Poder absoluto es terminar con la prensa libre.

De Pilar Rahola, sobre el pacifismo amenazante



La libertad escupida




Lo confieso. Iba a titular este artículo de forma más contundente y explícita: "La izquierda fascista". Pero me ha frenado el sensato artículo de Lluís Foix, en La Vanguardia de ayer. Ciertamente, y como yo misma he escrito en ocasiones, hay que tener mucho cuidado con el uso de algunos grandes conceptos que han teñido de horror el pasado de Europa.

Foix habla del uso perverso del término genocidio para atacar la incursión militar de Israel. Yo, que coincido con él, cometería el mismo error si usara el término fascista para definir a los sectores que tengo la intención de analizar. El fascismo es un fenómeno ideológico con un largo historial de violencia y muerte y no es equiparable a nada. Y si es la expresión extrema y trágica de las ideas de derechas, no podemos olvidar que también existe la versión extrema y trágica de las ideas de izquierdas. Del fascismo al comunismo, todos convergen en el mismo gusto por tiranizar y matar. Dejemos, pues, las ideologías totalitarias para la memoria negra de la historia.

Como resulta evidente, sin embargo, que actualmente existen sectores de la izquierda que presentan tics inequívocamente intolerantes, y cuyo dogmatismo fanático impide la disidencia, a veces de forma violenta, también resulta fácil considerarlos fascistas de izquierdas. No caeré en la trampa, e intentaré considerarlos solamente intolerantes, incapaces de asumir dos actitudes fundamentales de la cultura de la libertad: el derecho a la disidencia y el derecho a no ser sospechoso por ejercerla.

Por supuesto, escribo por la herida, no en vano tengo el dudoso honor de ser blanco, junto con algunos otros colegas, de las iras de sectores organizados que, con la excusa de la defensa del pueblo palestino, están demonizando nuestro derecho a pensar distinto. Guardianes celosos del pensamiento único, y esclavos de su miedo a pensar en libertad, disparan contra el pianista para impedir cualquier posibilidad de reflexión crítica.

Sobre el conflicto de Palestina no se debate. Se imponen argumentos camuflados de solidaridad y pacifismo, y cualquier análisis que esté fuera de la ortodoxia progre es enviado a los infiernos de la maldad y de la complicidad asesina. Por supuesto, todo bien aliñado con campañas de difamación, insultos en todos los foros posibles, y algunas lindas amenazas.

Estos mismos que se manifiestan de forma gritona en las calles, levantando bondadosas banderas de solidaridad, son los mismos que nos atizan con esas banderas, en un intento burdo de hacernos callar porque pensamos distinto. Su intolerancia llega hasta el punto de intentar monopolizar, no solo la verdad del conflicto, sino también la defensa de la paz. Es decir, no sólo niegan el debate. También se creen con el derecho a considerarse "los buenos" de la tragedia que se vive en Tierra Santa, en un ejercicio pueril de maniqueísmo. Buenos palestinos y malos israelíes y resumen en blanco y negro un conflicto que hace 60 años que dura.

Por supuesto, los que tenemos opiniones más complejas sobre el rompecabezas de Oriente Próximo somos tildados de genocidas, cómplices de la matanza, y otras lindezas al uso. ¿Y si resultara que para defender la paz, se necesita un pensamiento más complejo? ¿Y si los enemigos de la paz, estuvieran en las filas que defienden? ¿Y si algunos palestinos lo tuvieran más claro que los papistas europeos que dicen defenderlos? ¿Y si Israel fuera la única alternativa real que le queda al pueblo palestino, cuando se libere de las ideologías que los oprimen? Ni contemplan la posibilidad de pensarlo, imbuidos de una pretendida superioridad ética que les permite negar toda opción que no sea la de su verdad bíblica. La superioridad ética de la intolerancia.

En este proceso de demonización de la disidencia, se ha llegado a momentos de pura locura. Por ejemplo, las manifestaciones de Madrid y Barcelona, donde los gritos de Allah Akbar, los pasamontañas y las pistolitas, los vivas a Hamas, las quemas de banderas israelíes y americanas y los grupos islamistas se manifestaban en buena compañía con 'L´estaca', los progres al uso y los pacifistas de toda la vida. Y con el propio conseller de Interior, en uno de los actos más vergonzosos de la historia de esta conselleria.

Como dicen algunos mossos, ¿cómo van a recibir información sobre islamismo radical por parte de otros servicios de inteligencia, si su propio conseller se manifiesta en tamaña compañía?

Dicen que se manifestaron a favor de la paz, pero se oyeron gritos de guerra. Dicen que se manifestaron a favor de la solidaridad, pero en la manifestación se repartieron revistas donde seis ciudadanos catalanes -Joan Culla, Vicenç Villatoro, Lluís Bassat, Miquel Sellarès, Pilar Rahola i Jaume Renyer- eran señalados con la diana de la maldad y la sospecha. ¿Ellos señalan, y quizás otros disparan? Por supuesto, recibirán la querella pertinente.

Y finalmente, dicen que se manifestaron a favor de Palestina, y solo oímos el ruido atronador del odio contra Israel. De tolerancia, nada. De solidaridad, con el ojo tuerto. Y de libertad, sólo el grito, usado para imponer el pensamiento único, y acallar las bocas disidentes

viernes, enero 16, 2009

Pregunta maldita

El Robolucionario venezolano quiere perpetuarse en el poder. (Paréntesis: Oliver Stone, el típico Idiota Norteamericano, acaba de alabarlo como "campeón cabal de los cambios de America Latina" Mmm...)
Ahora Chávez busca un Referendum por SI o NO a la reelección indefinida. A pesar del rechazo obtenido en el anterior referendum.
Ahora bien: como debería redactarse la pregunta.

Por ejemplo: "Está usted de acuerdo o en desacuerdo con modificar la Constitucion de modo que el actual Presidente pueda ser reelecto indefinidamente en las elecciones convocadas oportunamente, si los electores así lo decidieran"

Pero no. Los leguleyos han parido una fórmula confusa, mentirosa:

¿Aprueba usted la enmienda de los artículos 160, 162, 174, 192 y 230 de la Constitución de la República, tramitado por la Asamblea Nacional, que amplía los derechos políticos del pueblo con el fin de permitir que cualquier ciudadano o ciudadana en ejercicio de un cargo de elección popular pueda ser sujeto de postulación como candidato o candidata para el mismo cargo por el tiempo establecido constitucionalmente dependiendo su posible elección exclusivamente del voto popular?


Una trampa está en la frase "que amplía los derechos politicos del pueblo", hermosa y progresista frase con la que nadie puede disentir.

Otra, que no aparece la palabra "reelección", sino que simplemente se habla de habilitar " a que cualquier ciudadano pueda ser postulado por el mismo cargo" pero no dice "todas las veces que deseee" que es JUSTAMENTE lo que reforma constitucional quiere implementar.

Esperemos que la gente no se confunda y el 15 de febrero vote un NO enorme, resplandeciente, incontrastable y mande a su casa en 2012 y para siempre a Don Hugo y su pandilla.

PD: la gran periodista venezolana Ana Julia Jatar opina lo mismo:

Razón tienen los estudiantes cuando se niegan a aceptar el chorizo de pregunta que usted ha escogido para el referéndum: “¿Aprueba usted la enmienda de los artículos 160, 162, 174, 192 y 230 de la Constitución de la República tramitada por la Asamblea Nacional que amplía los derechos políticos del pueblo con el fin de permitir que cualquier ciudadano o ciudadana, en ejercicio de un cargo de elección popular, pueda ser sujeto de postulación como candidato o candidata para el mismo cargo por el tiempo establecido constitucionalmente, dependiendo su posible elección exclusivamente del voto popular?” ¡Uf!, ¡qué falta de respeto a la inteligencia! ¿Por qué no se dice continuo o indefinido por ninguna parte? Como no soy abogado le pregunté a mi hermano Braulio Jatar, abogado y disidente de esta revolución. En su opinión, Chávez está perdido y por eso no se atreve a usar una redacción con esas palabras lo cual sería lo lógico.

Ahora entiendo Presidente, el problema que tenemos es que usted sabe que sólo puede ganar si nos engaña. Por eso no para de hablar, pero mientras más habla menos queremos que se quede “continua” o “indefinidamente". Por favor, ¿puede dejar el fastidio?

Un cuento mío, para salir de los diarios

Monólogo del nazionalista

Mi nombre es Raúl Salim. Me dicen el Turco, por obvias razones.
Odio a los extranjeros. Ya sé que mi abuelo fue un extranjero en esta tierra. También sé que todos los pueblos en algún momento migraron, fueron extranjeros, invadieron tierras ajenas. A mí qué me importa. Yo ahora, como argentino, odio a los extranjeros.
Soy argentino, argentino. Me emociona el Himno, el tango, el mate y el asadito a la parrilla. Juego al Truco, tomo ginebra y meto palabras lunfardas ahí donde puedo. Hablo al vesrre. Me emociono con Carlitos. Y no me banco a los cabecitas, sean de Jujuy o de Bolivia, paraguayos o chilenos. Acepto a duras penas a los uruguayos, de tan parecidos a nosotros que son.
Ando armado. Con ganas de terminar con varios negritos que siempre me joden en mi barrio. O piden o roban bicicletas o juegan al fútbol en la vereda o gritan goles o escuchan cumbia.
Mi nombre es Raúl Salim, ya les dije. Me hice afiliado del Partido Nación Argentina de Pie. Ahí la tienen clara: Argentina es el único país del Hemisferio Sur que se opone al Plan sinárquico encabezado por el Imperialismo, con ayuda de los judíos, masones y liberales. La prueba fue que siempre nos opusimos a las Guerras europeas, no estuvimos con los aliados, incluso e hicimos la Guerra a Inglaterra por las Malvinas.
Nos quieren hacer mierda.
El primero fue Alfonsín, que se dedicó a joder a los militares. El segundo Menem, que vendió lo que pudo. El tercero es ahora el Kirchner, que es medio Monto.
Seineldin, otro turco de oro, la tiene clara. El otro día elogió a Fidel. Me parece que con la zurda nacionalista vamos a llegar a un acuerdo. Casi no nos divide nada: nuestros enemigos son los socialdemócratas, los judíos sionistas, los liberales, el Imperio. Las divisiones del pasado hay que terminarlas, por el bien de la Nación Latinoamericana: Chavez , Fidel, Noriega, Seineldín, un solo corazón.
Lo único que los zurditos no entienden que a los negritos hay que cagarlos a tiros para que no se pasen. Está claro? Además no me los banco mucho en las cuestiones morales: estos de la zurda estan de acuerdo con el aborto, con el divorcio, con los casamientos de putos, con los travestis y toda la mariconada. Ahí me pongo mal y quiero salir a cagarlos a tiros.
Pero después la gente del Partido me explica. Que el problema principal ahora no es ese, que la Nación está en peligro y que hay que hacer un Frente Nacional que junto a izquierda y derecha patriótica y nacionalista contra la judería, los yanquis y el FMI.
Después veremos el tema de las minorías, que los zurdos defienden vaya a saber porqué.
Bueno, desde septiembre del 2001 me recorren unas cosquillas de satisfacción. Con el comunismo derrotado, solo nos queda la liquidación del capitalismo liberal y volver a tener un mundo previsible, comandado por la religión, (Católica en Occidente, Islámica en Oriente y Africa) y la milicia. Un Mundo que se olvide de la Revolución Francesa y vuelva al Reino de la Armonía de clases y la separación de razas. Amén.

Artículo de Bernard Henri Levy

HAY QUE LIBERAR A LOS PALESTINOS DE HAMAS



Por BERNARD-HENRI LEVY



Dado que no soy un experto militar, me abstendré de juzgar si los bombardeos israelíes de Gaza habrían podido ser más precisos y menos mortíferos.

Dado que, desde hace décadas, jamás pude distinguir entre buenos y malos muertos o, como decía Albert Camus, entre «víctimas sospechosas» y «verdugos privilegiados», también yo me siento horrorizado antes las imágenes de los niños palestinos asesinados.



Dicho esto y teniendo además en cuenta que un viento de locura parece haberse instalado en algunos medios de comunicación, una vez más y como siempre cuando se trata de Israel , me gustaría recordar algunos hechos:



1. Ningún gobierno del mundo, ningún otro país más que este vilipendiado Israel , arrastrado por el fango y demonizado, habría tolerado ver miles de obuses caer, durante años, sobre sus ciudades. Y por lo tanto, lo más importante del caso, el auténtico tema de sorpresa no es la «brutalidad» de Israel, sino su enorme moderación.

2. El hecho de que los cohetes Qasam de Hamas y, ahora sus misiles Grad, hayan ocasionado tan pocos muertos, no demuestra que sean artesanales o inofensivos, sino que los israelíes se protegen, que viven enterrados en los sótanos de sus casas en una vida de pesadilla, siempre en vilo, siempre atentos al sonido de las sirenas y de las explosiones. Yo estuve en la ciudad israelí de Sderot y lo pude comprobar.

3. El hecho de que, en cambio, los obuses israelíes provoquen tantas víctimas no significa, como bramaban los manifestantes de este fin de semana, que Israel se haya lanzado a una «matanza» deliberada e indiscriminada, sino que los dirigentes de Gaza optaron por la actitud inversa: exponer a su población. La vieja táctica del «escudo humano» que pone en práctica Hamas, tal y como hiciera Hizbulá hace dos años, instalando sus centros de mando, sus stocks de armas y sus búnkeres en los sótanos de edificios, hospitales, escuelas y mezquitas, es una táctica eficaz pero repugnante.

4. Entre la actitud de unos y de otros hay, dígase lo que se quiera, una diferencia esencial y que no pueden ignorar los que quieran tener una idea justa y cabal de la tragedia y de los medios para ponerle fin: los palestinos disparan contra las ciudades, es decir contra civiles (y eso, en el derecho internacional, se llama «crimen de guerra»), mientras los israelíes apuntan a objetivos militares y ocasionan, sin quererlo, terribles daños civiles (es lo que, en lenguaje militar, se llama «daño colateral», una palabra que, a pesar de ser odiosa, remite a una auténtica disimetría estratégica y moral).

5. Dado que hay que poner los puntos sobre las íes, es necesario recordar un hecho del que la prensa francesa apenas se hizo eco y del que, sin embargo, no conozco precedente alguno, en guerra alguna ni por parte de ningún ejército del mundo. Y es que, durante la ofensiva aérea, las unidades del Tsahal llamaban por teléfono sistemáticamente (la prensa anglosajona habla de 100.000 llamadas) a los habitantes de Gaza que vivían en los alrededores de los blancos militares, para invitarlos a evacuar el lugar. Es evidente que eso no evita la desesperación de las familias sin hogares, ni a las vidas truncadas, ni las matanzas . Pero que el hecho sea así no deja de ser un detalle significativo.

6. Tampoco es totalmente real ni exacto el famoso bloqueo integral, impuesto a un pueblo hambriento, al que le falta de todo y que lo hunde en una crisis humanitaria sin precedentes (sic). Los convoyes humanitarios nunca dejaron de pasar hasta el comienzo de la ofensiva terrestre. Por el control de Kerem Shalom, sólo el día 2 de enero, fueron 90 los camiones de víveres y de medicinas que, según The New York Times, pudieron entrar en Gaza. Y sólo evoco, para recordárselo a algunos (porque es algo habitual, aunque, escuchando a esos tales, no lo parezca), que los hospitales israelíes siguen recibiendo y curando, todos los días y al menos hasta el momento en que yo escribo, a los heridos palestinos.

7. Esperemos que los combates cesen cuando antes. Y esperemos que, cuanto antes también, los comentaristas vuelvan en sí. Ese día descubrirán que Israel cometió muchos errores durante estos últimos años (ocasiones fallidas, largo rechazo a la reivindicación nacional palestina, unilateralismo), pero que los peores enemigos de los palestinos son esos dirigentes extremistas que nunca quisieron la paz , que jamás quisieron un Estado y que sólo pensaron para su pueblo en un Estado concebido como un instrumento de secuestro.

8. Lo demuestra la siniestra imagen de Jaled Meshaal del sábado día 27 de diciembre, que, ante la inminencia de la respuesta israelí tan deseada, sólo sabía exhortar a su «nación» a «ofrecer la sangre de más mártires». Y lo decía desde su confortable exilio, desde su cueva de Damasco.

9. Hoy en día, una de dos. O bien los Hermanos Musulmanes de Gaza restablecen la tregua que rompieron y, al mismo tiempo, declaran periclitada y sin efecto un acta fundacional basada en el rechazo de la «entidad sionista». En ese caso, se unirán al amplio frente del diálogo que, gracias a Dios, sigue creciendo en la zona, y vendrá la paz . O bien se obstinan en seguir viendo en el sufrimiento de los suyos únicamente un carburante para sus pasiones recocidas, su odio loco, nihilista y sin argumentos. Y en ese caso, habrá que liberar de las sombrías garras de Hamas no sólo a Israel , sino también a los palestinos.

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!